Mercancía

Remedios para el dolor en tu cocina

Remedios para el dolor en tu cocina

Los dolores de cabeza, los huesos, los músculos o los dientes han encontrado su "nariz" en la habitación, la nevera o la fruta en la cocina. Muchas de las especias, hierbas o ingredientes comunes que usa en la cocina tienen propiedades terapéuticas que luchan eficazmente contra diversas afecciones. ¡Hoy, estamos buscando remedios de comida y cocina que luchen contra muchos tipos de dolor!

Jengibre para dolor muscular

El jengibre es un excelente remedio natural para combatir las náuseas o los vómitos. Pocas personas saben que reduce el dolor muscular y articular en casi un 63%. Consumir una cucharadita de jengibre diariamente durante dos meses es suficiente para deshacerse de estos síntomas desagradables. El jengibre gingerol son compuestos que actúan para reducir la intensidad del dolor.

Cocina de pasta de dientes

El dolor dental es un dolor que afecta a personas de todas las edades, incluidos los niños. Si estos dolores le molestan mucho y no puede llegar al dentista rápidamente, mastique rápidamente. Durante la masticación, los muslos liberan eugenol, un compuesto natural con un efecto antiinflamatorio y anestésico. Es suficiente consumir 1/4 cucharadita de cebollín molido por día para disfrutar del efecto analgésico de este condimento en los dientes.

Vinagre de manzana para quemaduras gástricas

Las quemaduras gástricas, acompañadas de calambres abdominales, son síntomas específicos de la enfermedad por reflujo gastroesogénico, gastritis u otros tipos de trastornos gástricos. Antes de recurrir a la medicación farmacológica, descubra que el remedio contra estas manifestaciones problemáticas está en su habitación: el vinagre de manzana. Mezclado con agua y consumido después de cada comida, se convierte en el remedio ideal para eliminar sensaciones de ardor desagradables.

Bicarbonato de sodio para quemaduras gástricas.

Si no tiene a mano el vinagre de manzana, puede confiar en otro remedio natural que se puede encontrar en cualquier cocina y que ayuda a eliminar rápidamente las sensaciones desagradables causadas por las quemaduras gástricas. Mezcle una cucharadita de bicarbonato de sodio con un vaso de agua y beba la mezcla después de una buena comida. El efecto calmante es casi inmediato.

Ajo para el dolor de oído

Si un dolor de oído sordo no le da paz y no desea tomar medicamentos para aliviar los síntomas, use los poderes calmantes que le ofrece el ajo común, es decir, el aceite extraído de este alimento curativo. Según los expertos en medicina natural, la aplicación de dos gotas de aceite de ajo en el oído afectado elimina permanentemente el dolor en solo unos días.

Cerezas para dolores de cabeza y articulaciones.

Las cerezas dulces y saladas son un tratamiento inesperado contra los dolores de cabeza, pero también el dolor articular causado por la artritis o la gota. Los compuestos activos en las cerezas que tienen efecto analgésico son las antocianinas. Estas son las sustancias que dan color a la fruta y, según los estudios realizados a lo largo del tiempo, tienen un efecto analgésico diez veces más fuerte que el ibuprofeno o la aspirina. Es suficiente comer un solo tazón pequeño de cerezas para beneficiarse de este efecto terapéutico.

Yogurt para el dolor premenstrual

Cuando el síndrome premenstrual tiene dolor de cabeza en su cuerpo, puede contraerlo al comer yogurt. Los síntomas desagradables causados ​​por las fluctuaciones de estrógeno y progesterona se pueden "abrumar" al consumir dos vasos de yogurt diariamente. El calcio es el mineral que tiene un efecto calmante sobre el sistema nervioso y alivia los calambres abdominales causados ​​por tormentas hormonales durante la menstruación.

Sal para el dolor de pies

El dolor en el pie puede aliviarse rápidamente con el ingrediente más común en la cocina: la sal. Independientemente de si son causados ​​por el exceso de deportes, tacones o problemas en las uñas o las articulaciones, el baño de agua salada hace maravillas para relajar las plantas y los tobillos. Use una cucharadita de sal por litro de agua y coloque las plantas de los pies en esta solución con efectos antiinflamatorios y antimicrobianos siempre que lo necesite.

Aceite de menta para el dolor muscular.

Si a menudo sufre de dolor muscular doloroso, use aceite de menta en su habitación para recuperar su estado de ánimo y aliviar su dolor. Todo lo que tienes que hacer es agregar 10-15 gotas de aceite de menta al baño cuando te bañes y relajarte durante 10-15 minutos. El agua caliente, junto con el aceite de menta, tienen un rápido efecto relajante en el cuerpo y el sistema nervioso central, aliviando el molesto dolor muscular.

Uvas para el dolor de espalda.

El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes en la era moderna. La postura incorrecta, el estilo de vida sedentario y el horario de atención son solo algunas de las causas que provocan la aparición del dolor. Antes de llamar al botiquín en el armario, corre a la nevera en la cocina o en el refrigerador. Un solo tazón de uvas es suficiente para aliviar rápidamente el dolor de espalda.

Sobre problemas digestivos

Los calambres abdominales causados ​​por indigestión, diarrea o síndrome del intestino irritable pueden aliviarse rápidamente al consumir pescado. Parece que los ácidos grasos en los peces, EPA y DHA, reducen significativamente la inflamación intestinal, los calambres y el dolor específicos de estas afecciones, lo que le brinda el alivio rápido que necesita.

Agua para el dolor causado por heridas leves.

¿Te has rascado la pierna, pateado o hecho un movimiento incorrecto y ahora te duele el hombro? La inflamación del tejido puede causar un dolor desagradable e insoportable. El consumo de la bebida más banal, el agua, parece ser el analgésico perfecto para combatir estas manifestaciones. El agua tiene un rápido efecto antiinflamatorio en los tejidos afectados e inhibe la producción de histamina, un compuesto corporal responsable de desencadenar el dolor causado por lesiones leves.

Herpes para el dolor causado por la sinusitis.

El rábano picante fuerte y picante proviene rápidamente de los dolores desagradables causados ​​por la sinusitis. El consumo de rábano picante ayuda a estimular la circulación sanguínea en las cavidades sinusales, pero también ayuda a liberar y drenar los senos para eliminar la infección dolorosa.

¿Conoces algún otro ingrediente en la cocina que pueda usarse como remedio natural contra varios tipos de dolor? ¡Cuéntanos tus sugerencias en la sección de comentarios a continuación!

Etiquetas remedios naturales