Corto

Espinacas, la fuente natural de ácido fólico.

Espinacas, la fuente natural de ácido fólico.

La espinaca (Spinacia oleracea) es una planta con flores comestibles de la familia Amaranthaceae, conocida especialmente como fuente natural de ácido fólico. Proviene del centro y suroeste de Asia. Es una planta anual (rara vez bienal), que crece hasta una altura de hasta 30 centímetros.

La espinaca y otras plantas de hojas verdes son una excelente fuente de ácido fólico (vitamina B9). El ácido fólico es muy importante para optimizar la producción de esperma, facilitando la producción regular y saludable de los ovarios y también ayuda a prevenir defectos del tubo neural durante el embarazo temprano. La primera vitamina de ácido fólico puro se obtuvo de la propia espinaca.

Es una muy buena fuente de hierro y vitamina C, nutrientes que ayudan a mejorar la calidad del esperma al proteger el ADN.

La espinaca y otras plantas de hoja verde son ricas en ácido fólico, lo que mejora la producción de esperma. Algunos estudios han demostrado que los hombres que consumieron muchas espinacas tenían una alta ingesta de nutrientes y esperma con un 30% más de salud.

Método de preparación

La espinaca se puede comer hervida con ajo o chile o cruda en ensaladas. La espinaca conserva sus valores nutricionales y antioxidantes cuando se come cruda, al vapor o ligeramente hervida. Para aprovechar al máximo el ácido fólico de las espinacas, se recomienda cocinar al vapor y no hervir, ya que 4 minutos de espinacas hirviendo pierden la mitad del nivel de ácido fólico.

Administración

La espinaca se puede comer dos o tres veces a la semana porque puede provocar deficiencias de hierro y calcio (ver "Contraindicaciones").

Contraindicaciones

La espinaca se considera una buena fuente de hierro y calcio. Sin embargo, la espinaca contiene sustancias (incluidos altos niveles de oxalatos) que impiden la absorción de hierro y calcio en el cuerpo. Por esta razón, las espinacas deben consumirse en cantidades moderadas.

Etiquetas Ácido fólico Alimentación con ácido fólico bebé