Mercancía

Niños y compromiso. ¿Cuándo aprenden los niños sobre el compromiso?

Niños y compromiso. ¿Cuándo aprenden los niños sobre el compromiso?

El compromiso es un proceso complejo que involucra varias habilidades: negociación, diplomacia o paciencia. A pesar de que se consideró un signo de debilidad, los especialistas argumentan que en realidad es un signo de personas fuertes y un puente seguro hacia el éxito.

Enseñar al niño a resolver varios problemas en el camino del compromiso también es una manera eficiente de discutir y fortalecer la empatía.

¿Cuál es el compromiso en realidad?

El compromiso tiene tanto un significado negativo como positivo. Por un lado, significa negociación y encontrar un camino intermedio para resolver problemas. Este puede ser un camino hacia el éxito. Por otro lado, el compromiso también tiene la sensación de auto sacrificio en favor de otra persona, lo que atrae un significado negativo.

Se debe ayudar a los niños a utilizar el compromiso para resolver conflictos, de modo que ambos lados del problema tengan tanto que ganar con él.

¿A qué edad pueden los niños aprender sobre el compromiso?

Los especialistas sostienen que el método de compromiso se puede enseñar a los niños en edad preescolar. Alrededor de los 4-5 años, el niño puede comenzar a tomar gradualmente el método. Por supuesto, necesita tu ayuda y apoyo para que sea más fácil de aprender.

¿Cómo ayuda a su hijo a saber cuál es la compensación y cómo usarla?

Si tiene más de un hijo, una idea beneficiosa sería aplicar el método de compromiso para resolver problemas incluso dentro de la familia. Hazlo con cosas pequeñas. Por ejemplo, cuando sus pequeños están tratando de llamar su atención al mismo tiempo y se desata un pequeño escándalo, dibuje la línea y dígales que deben hablar entre ellos y decidir cuál será el primero, el segundo, etc. Los demás deben rendirse, escuchar y esperar en silencio.

Aún no entenderán a esta edad qué significa exactamente compromiso, negociación o diplomacia. Por lo tanto, el principal medio por el cual podrían entender qué compromiso implica es a través del juego. Elija juegos que impliquen negociación, paciencia y diplomacia y dígales cuántas veces tiene la oportunidad de usarlo de manera efectiva.

Cuando más niños juegan juntos, a menudo ocurren conflictos. La razón principal es que ninguno de ellos quiere esperar su turno o ceder ante los demás, cada uno de ellos siempre quiere tener prioridad. Si no hay un árbitro entre ellos para resolver el conflicto y establecer las reglas, entonces debe intervenir para resolver el problema.

Es un momento oportuno para enseñarle a su hijo más sobre el compromiso. Trate de dar a los niños soluciones alternativas, pero más para guiarlo en sus elecciones, no para imponerlas. Tienes que dejar que resuelvan el conflicto juntos y encontrar una forma de compromiso.

Anime al niño a jugar con otros niños. El juego grupal ofrece marcos perfectos para ayudarlo a comprender más sobre el compromiso y su utilidad. Al jugar con otros niños, aprende a ser empático, a escuchar y a ser escuchado, lo que significa posponer y aceptar algunas cosas, incluso si no les convienen.

Al interactuar con otros niños, el niño tiene la oportunidad de aprender a tolerar la frustración de perder un juego o una competencia, reconocer errores o incluso disculparse cuando está equivocado. Le ayuda a ser más tolerante, ambicioso y a encontrar soluciones inteligentes a los problemas.

Etiquetas Desarrollo infantil Comportamiento infantil