Corto

Ludoterapia (terapia de juego)

Ludoterapia (terapia de juego)

La terapia de juego es un método para tratar enfermedades mentales con la ayuda del juego. También se llama terapia de juegos. En la era moderna, la ludoterapia es el principal medio terapéutico utilizado para tratar los problemas emocionales en los niños. El juego es fundamental en la vida de los niños.

Es una herramienta de comunicación adecuada para cualquier edad. El juego y el juego generalmente se consideran parte del contexto social o individual en el que vive el niño. Si hasta ahora tenía el papel de mantener, entretener y contribuir al desarrollo del niño, los médicos argumentan que es una valiosa herramienta terapéutica.

¿En qué situaciones es útil la ludoterapia?

Hay varios trastornos y problemas en los que se puede utilizar la terapia de juego o la terapia de juego para que su pequeño pueda superarlos. La terapia con juguetes puede ser útil para niños que:

enfrenta separación de un padre, divorcio o conflicto entre padres;
fueron traumatizados o maltratados (sexual, física o emocionalmente);
también se aplica a quienes han sido testigos de violencia doméstica o actos de crueldad;
son adoptados o permanecen en centros de colocación;
enfrentar la muerte de un padre o ser querido o la enfermedad de alguien;
estuvieron enfermos y hospitalizados por largos períodos de tiempo;
sufre de TDAH;
Han pasado por desastres naturales o accidentes graves.

¿Cómo ayuda la terapia de juego a los niños con problemas?

Los psicólogos han usado el juego para crear un canal de comunicación con los niños. A través del juego, los niños expresan sentimientos, sentimientos y emociones que a menudo no pueden verbalizar. También se usa como un método para diagnosticar la enfermedad mental más común en los niños.

La terapia de juego o terapia de juego es un tratamiento psicoterapéutico desarrollado para ayudar a niños de 3 a 12 años. Esto lo pone en práctica un psicoterapeuta especializado en terapia de juego. Por lo general, trabaja con niños a través del juego para explorar y resolver los problemas emocionales que enfrentan.

Inicialmente, el especialista invita al niño a jugar sin una dirección particular. La consulta se lleva a cabo en una sala especial llamada sala de juegos. Se le permite jugar como le plazca, siempre y cuando no lesione ni lesione a otros.

A medida que avanza el tratamiento, el especialista comienza a dar indicaciones específicas y a alentar al niño a jugar con ciertos juguetes. También lo involucrará en actividades específicas para apuntar a las áreas de conflicto del niño, a fin de detectar el problema.

La terapia de juego puede ayudar a los niños de las siguientes maneras:

• facilita la superación de las experiencias traumáticas estresantes del pasado;
• permite la expresión de sentimientos, sentimientos, preocupaciones;
• fomenta el desarrollo de nuevos pensamientos e ideas o sentimientos;
• permite el desarrollo de la capacidad del niño para tomar decisiones correctas en diversas situaciones;
• permite superar las barreras de comunicación;
• fomenta nuevas formas de pensar y comportarse, etc.

¿Cuáles son los beneficios de la ludoterapia?

La terapia de juego tiene el mérito de proporcionar un espacio, tanto residencial como emocional, seguro y cómodo para los niños. El juego es una actividad familiar para los niños y los hace sentir relajados durante tal sesión.

Otros beneficios pueden ser:

• reducir la ansiedad;
• proporcionar un espacio seguro y familiar para expresar sentimientos;
• facilitar la expresión de sentimientos y emociones de manera original y creativa;
• ayuda a explorar y practicar ciertas tácticas sociales;
• contribuye al desarrollo de la concentración;
• fomenta y fortalece la autoconfianza y un sentido de competencia;
• desarrolla confianza en los demás;
• fomenta la creatividad y el juego;
• aumenta el grado de comprensión y conciencia de algunos problemas.

Terapia de juego individual y grupal

Este tipo de terapia se puede hacer individualmente o en grupos con varios niños. Al elegir la variante individual en la sala de juegos, solo el terapeuta y el niño están presentes. Sin embargo, muchos especialistas recomiendan integrar al niño en un grupo que está en terapia de juego. El niño tiene más beneficio de esta manera. Desarrolla habilidades sociales y tiene la oportunidad de hacer amigos.

Además, el niño tiene la oportunidad de trabajar en equipo, desarrollar su comunicación y la capacidad de escuchar a los demás. Tiene la oportunidad de interactuar y colaborar con otros niños para realizar ciertas tareas. Puede sentirse cómodo y seguro si ve que hay otros niños presentes. Las técnicas colectivas implican la participación de niños en espectáculos, deportes o psicodramas.

Etiquetas Expresión de emociones en niños Miedo niños Ansiedad niños Divorcio ayuda niños Violencia infantil Niño adoptado Adhd tratamientos alternativos